miércoles, 22 de febrero de 2012

Un lugar

Lo siguiente es una serie de textos que escribí entre el 19 noviembre 2009 y el 15 mayo 2011. Todos tienen el nombre generico de 'Un lugar' y tratan sobre mi estado de animo de por entonces.

 Un lugar I (19 noviembre 2009) 


Imagen: Una boda judia
Hace miles de años venciste a un ángel en una lucha que duró toda una noche, y este, admirado, te concedió su Bendición. Días de gloria te dieron tu fama por aquel entonces.

Y ahora mírate.

¿De verdad piensas que ha cambiado el mundo mucho desde entonces? Los seres humanos aún mueren y NACEN, lloran y RIEN, odian y AMAN.
Nada ha cambiado, y si nada ha cambiado ¿Por qué has cambiado tú?

¿Te crees por un solo instante incapaz de repetir las hazañas de antaño?
Espero que no, porque si antiguamente fuiste capaz de derribar Jericó con cuatro trompetas hoy podrías reducir la luna a una lluvia de inofensivo maná con un grito.

De nuevo te tienes que dar cuenta de muchas cosas.
¿Tomas ya consciencia de que la patria no es necesariamente un lugar, ni siquiera una persona?
¿Te volverás a convencer de que no necesariamente todas las batallas se ganan invocando un Golem?

 ----

Un lugar II (23 diciembre 2009)

Imagen: Figura de Adam Warlock (personaje marvel) con el Guantelete del Infinito
Adam Warlock
-¿Temes un déspota cósmico?
No dudo de que sois conscientes de que antes (...…) ya vivíais bajo tirania.
Thor
-Pero era un reinado fortuito y aleatorio
Adam Warlock
-¿y ahora que es fruto de el calculo lo encontráis inquietante? ¿Teméis que sustituir vuestro usual caos por orden podría ser difícil de aceptar?
La distancia entre lo que fui y lo que soy es (…...) como una hormiga contemplando el cosmos

The infinity Gauntlet nº 6 USA

Riendo a carcajadas, como el niño que corretea por la calle jugando a indios y vaqueros, salto entre montañas y valles, sobre volcanes en erupción y mares encabritados, mientras esquivo los trozos de luna que caen sobre la superficie del planeta.

Si, he roto la luna, pero no de un grito, apenas ha bastado soplarle un poco cual vela de tarta de cumpleaños y se ha deshecho.
Y no ha quedado reducida a una lluvia de inofensivo maná, se ha roto en trozos grandes que están cayendo sobre la Tierra, arrasándola.
Pero no me afecta, esos trozos de luna no pueden alcanzarme. Y si me alcanzaran no me harían ni un moratón.

En uno de los saltos me distraigo, maravillado, viendo como Aesires y Vanires, con sus relucientes armaduras, protegen el puente Arcoiris de fragmentos de luna, ¡que hombres tan trabajadores y eficientes!

Ops, me he distraído demasiado, pego un resbalón en el polo norte, tropiezo con el Scartaris y caigo de cabeza en el Sneffels.

Rompo el manto terrestre con la caída y me sumerjo en el núcleo externo líquido (NEL a partir de ahora)… wooo piedra incandescente, lava, que calentita, que gustirrinin. (Es que estas cosillas no lo afectan a uno).

Después de un ratillo (¿diez minutos? ¿Un lustro o dos?… ¿Quién sabe?) Decido que me estoy aburriendo de comer lava, aunque sea dietética y baja en calorías (que paradoja que algo tan caliente no tenga apenas calorías, ¿no?).

Quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir quiero salir.

Empiezo a patalear hasta toco algo sólido ¿Qué será? Da igual, me servirá de punto de apoyo. Sitúo los dos pies encima y me impulso. Craso error. Era el núcleo sólido del planeta…

El núcleo sólido del planeta (NSP a partir de ahora) sale por la otra punta del planeta, abriéndolo en canal y desparramando el NEL por la vía Láctea y dejando la Tierra convertida en un cascaron vacío.
El NSP rebota por el sistema solar en una graciosa cadena de destrucción, cual bola 8 sobre todos los demás planetas.
Woo, Júpiter parece un montón de lefa cósmica desparramada (para quien no lo sepa, de siempre se ha dicho que Júpiter tiene la densidad de unas natillas)

Jobar… heme aquí flotando en la vía Láctea sin nada que hacer... la Tierra está destruida, el sistema solar hecho un asco... pues ya me he hartado!

Aumento la densidad de el sol hasta convertirlo en un agujero negro, ala!
Toa la mierda esta al agujero negro, cubo de basura cósmico.

Ahora tengo un espacio grande, donde antes estaba el sistema Solar, para hacer lo que me de la gana, tengo toda la energía/materia que necesito en mi agujero negro, cual bolsillo mágico de un gato cósmico azul.

¡Y ahora haré lo que me de la gana! Esculpiré el nuevo sistema solar como me de la gana.
Todo será como yo quiera, así será ahora. 

----

Un lugar III (08 mayo 2010)

Adam Warlock al instante de conseguir el Gualtelete del Infinito
Adam Warlock
Mi omnipotencia asegura la infalibilidad de mi decisión.
No es necesario discutirlo’

Warlock y la guardia de el infinito nº 2

Arrastrando penas ¿sembrando alegrías? (Sin duda ¿pero de que naturaleza?)
La cabeza colonizada por pájaros ¿los pies bien enraizados? (Creo que si)
Quizá esas raíces sean tan profundas que con moverme y dejarla atrás arrase la tierra y la deje desolada imposibilitando que crezca una brizna de tierra, como si mil reyes hunos la hubieran hollado…
Pero, ¿eso tiene importancia para mí? Lo he entregado todo por esta tierra ¿Qué ha hecho por mi ella, aparte de darme una simbólica propina a cambio del sudor de mi frente?
Quizá siga habiendo un lugar que me aporte la felicidad, que pueda trabajar con mucha ilusión (y una azada) y entregar mi sudor y mi sangre (oins que azco XD) y recibir a cambio más de lo que me merezco.

Con la cabeza altísima, que casi choca con los astros.
Aún tengo ilusión, llevo aquí más de mil años.

----

 Un lugar IV:Epsed (15 Mayo 2010)

Mefisto (universo Marvel) haciendo de las suyas
‘Quizá su vista tropezaba con algún obstáculo, porque la silueta del recién llegado parecía modificarse y ondular como la de los ídolos de la tienda bajo la luz vacilante de la vela; a veces le parecía reconocerlo; a veces le daba la impresión de parecerse a él; y a cada momento, como un peso intolerable, crecía en su pecho la convicción que aquel ser no procedía ni de la tierra ni de Dios.’
Markheim, Robert Louis Stevenson 1885

‘Sin mi no tienes sentido. Eres insignificante’
Esas palabras iban dirigidas a Epsed, que, acurrucado y humillado, apenas podía reptar por el suelo.
Su interlocutor crece y crece hasta tocar el techo con su coronilla mientras distraídamente araña la pared con una copa dorada.
‘JA JA JA me da la vida verte tirado en el suelo suplicándome’
‘¿Suplicándote? Llevo un rato sin hablar’
Epsed recupera el uso de sus piernas. Se levanta y busca la puerta.
‘No puedes irte, no tienes la llave’
‘Si que puedo’
Ya no toca el techo con la coronilla, de hecho ha menguado hasta el punto de que tiene el tamaño perfecto para que su copa sea su vater, piensa Epsed.
Epsed salió de la habitación abriendo entre la puerta de salida de emergencia y la puerta de entrada un agujero de una patada y escapó a cualquier otro lugar.

Y justo después rió al darse cuenta de que, de nuevo, tenía la llave en la mano.

2 comentarios:

Sergio Gan dijo...

Genial, llegan a ser muy abstractos a veces, pero entiendo lo que supone tener que expresar un estado de ánimo en palabras... echo de menos mi esflog xD Donde yo colgaba cosas de alguna forma parecidas, aunque obviamente, sin tanto desparpajo e imaginación ^^

Pd: lo mejor ha sido el OYN QUÉ AZCO xDDD

Sinuhloa dijo...

Pues a mi esa parte, el 'OINS QUÉ AZCO' no me gusta nada.
Dudaba entre reescribir parte del texto o pegarlo exactamente como lo parí en su momento y he decidido hacer lo segundo, realmente se que son muy mejorables, pero tienen la gracia de captar un rato de espontaneidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...